Ser disciplinado es la clave del éxito que tanto has buscado.

Escrito el 11/03/2021
Alex Cova


Ser disciplinado es la clave del éxito que tanto has buscado.

 

La disciplina es la capacidad que tenemos de controlar nuestras acciones, anhelos y emociones. El hábito que permite mejorar cada día por medio de la regulación, corrección y mejora de nuestros actos.

Es muy probable que cuando escuches “disciplina” en automático lo vincules con sufrimiento o castigo, esto sucede porque durante décadas se utilizó con esa connotación, sin embargo, nada tiene que ver con dolor ¡al contrario! No existe satisfacción más grande que haber cumplido tus metas y la disciplina es base clave para conseguirlo.

¿Cómo comenzar a ser disciplinado?

Ser alguien disciplinado te invita a actuar, aunque no tengas ganas de hacerlo, aunque tengas pereza y miles de pretextos. Esto es lo maravilloso de la disciplina, tomar pequeñas acciones, firmes y constantes con el objetivo de alcanzar gradualmente tus metas.

Para tener disciplina en todos los aspectos de tu vida, requieres trabajar en hábitos conscientes que te impulsen cada día a lograr lo que te has propuesto. Un estilo de vida que sea coherente con cada propósito a cumplir.

Te invito a comenzar una vida disciplinada con estos 4 pasos:

  1. Establece una meta clara: tener objetivos claros te ayudará a no perder de vista el camino, primero visualiza todo lo que quieres lograr y a partir de eso define objetivos específicos y un plazo de tiempo para cumplirlos.
  2. ¿Qué significado tiene para ti cumplir esa meta?: después de establecer la meta a cumplir el paso siguiente es identificar las razones por las que quieres lograrlo, los beneficios que te traerá cumplirlo, para qué quieres lograrlo y que tan valioso es para ti. Tener bien identificadas las razones por las que comenzaste te apoyará a entrenar tu mente para cumplir el plan de acción.
  3. Identifica los desafíos y obstáculos: Siempre habrá desafíos que superar a la hora de cumplir una meta, la mayoría de estos desafíos son mentales y podrían entorpecer tu plan de acción. ¿Cuáles son las barreras que existen entre tú y tu meta? ¿Cómo podrías superarlo? Siempre busca soluciones.
  4. Establece un plan de acción: esta será tu principal herramienta para llegar al éxito, pon tu plan de acción en un lugar donde lo veas fácilmente todos los días, hazlo con horarios específicos, incluye imágenes y una sección dónde vayas marcando lo que vas cumpliendo para evaluar tu progreso diario.

Al momento de organizar tus acciones y cumplirlas si o si cada día, comenzarás a trabajar en una mente disciplinada, enfocada en la resolución de desafíos y cumplimiento de metas. No te detengas ante la pereza, procrastinación o baja autoestima, la disciplina es el ingrediente que le hace falta a tus proyectos y sueños.